Tarta Cheesecake de Nutella, para chocolateras insaciables

Me encanta hacer postres bueno mas que postres, dulces. Cualquier dulce llama mi atención pero si lleva chocolate…. ay si lleva chocolate!! (o dulce de leche que también es mi debilidad).

Supongo que viviendo en el norte con muchos días grises, quedarte en casa con una buena taza de chocolate caliente, un café o un té (últimamente me estoy volviendo a enganchar a los tés) y un buen pedazo de tarta, es una de las mejores opciones que puedes encontrar y por eso este año me he propuesto que todos los fines de semana voy a hacer algún dulce.

Como la creatividad está en mi ADN, la reposteria creativa me encanta y era algo que no había intentado nunca, mi asignatura pendiente. Siempre me he resistido porque dulce que cae en mis manos, dulce que me zampo y claro imagino que haciendo tartas, cupcake, cakepop, macarons, etc, etc, etc iba a terminar con con un subidón de azúcar y mil kilos de más, pero creo que ha llegado mi momento!!, ¿habéis pensado alguna vez que todo tiene su momento en la vida? ¿que todo llega cuando tiene que llegar? pues creo que ahora ha llegado el momento de explorar mi faceta mas repostera, veremos a ver hasta dónde llega. Por ahora los viernes son una fiesta, elijo el postre que voy a hacer el fín de semana, compro los ingredientes y el sábado (o domingo) me pongo al lío, tengo que reconocer que ha sido todo una experiencia!!!

Este fin de semana le ha tocado el turno a esta tarta Nutulla de Quiero Cupcakes! aquí os dejo el vídeo con el paso a paso, me encanta su canal de Youtube, cualquier receta que elijas es superfácil y Pamela lo explica genial!

Yo como soy un poco así y me gusta hacerlo todo yo, aquí os subo un vídeo para hacer la nutella casera, yo creo que todo lo que se pueda hacer en casa, sabes lo que lleva pero si tenéis prisa un tarro de nutella os puede salvar la vida.

Bueno y este es mi resultado, no me digáis que no es para llorar!!! A mi me ha encantado el resultado tanto visualmente como de sabor, sin ninguna duda tenéis que probarlo!!

img_2060

Todos los fines de semana subiré en mi storie de instagram el paso a paso de como voy con la receta, asi que si os apetece hacerme una visitita que estaré encantada de leeros!!

img_2054

Contarme en los comentarios si os gusta el chocolate, la reposteria en general o si odiáis profundamente cocinar,  estaré encantada de conoceros un poquito mejor!

Feliz semana, un beso enorme y sobre todo ser felices!!!

Aprendiendo en familia

El otro día leí la entrada “Una o dos tardes lluviosas” en el blog de Marcela Cavaglieri, sencillamante me encantó, el blog entero de Marcela me tiene enamorada. Las imágenes, como cuenta las cosas, la delicadeza de sus trabajos, soy una super fan de ella.

Creo que esta entrada, ahora que comienza el cole, viene de perlas porque nos permite reflexionar  sobre lo que el aprendizaje debe ser. Ella presenta su entrada de la siguiente forma:

“La clase de Labores no contaba con nuestro respeto y la seriedad necesaria que los maestros demandaban y esperaban…

Era más bien la hora en la que más lío probablemente hacíamos pero de alguna manera u otra, nuestra maestra hizo que aprendiéramos algunas cosas…

Lo que hoy me hace pensar seriamente que aquella mujer, de quien no puedo recordar el nombre, era sinceramente extraordinaria.

Ahora que mis chicos son mayores me doy cuenta de la presión a la que están (y estábamos) en el colegio. Los centros educativos deberían ser lugares para el aprendizaje y no para la competitividad. Quitar asignaturas como plástica para hacer que se refuercen otras áreas mas importantes como matemáticas o lengua me parece un tremendo error. Creo que el aprendizaje se puede adquirir de innumerables formas y que si el profesor es bueno el aprendizaje dejado en el niño le acompañará toda su vida.

¿Porqué os cuento esto? Porque hay veces que sin tener nada, estando en plena naturaleza, nosotros aprendemos mucho. Me encantan los momentos en los que el simple hecho de pasar tiempo juntos hace que aprendamos un millón de cosas, cosas que perdurarán en mis tres hijos para siempre.

Aprendemos a compartir espacios, a ayudarnos cuando no sabemos el camino y nos sentimos orgullosos cuando el camino se muestra despejado ante nosotros.

Aprendemos a que las cuestas si son muy altas hay que tener cuidado con ellas, cuesta subir y te puedes embalar al bajar… la princesa opta por sentarse… es lo mejor!!

Aprendemos lo que nos transmiten las imagen, conocemos la luz, los distintos planos y sobre todo el poder de una sonrisa

Aprendemos sobre ecología y como los brotes verdes salen hasta en las tierras más áridas, siempre existe la capacidad de comenzar de nuevo por muy malas que sean las cosas. Y si tienes una manta que te acompañe… nada malo te puede pasar!

Aprendemos sobre animales y la prehistoria

Y sobre todo disfrutamos de lo lindo con nuestros slow motion, porque para nuestra familia vivir “slow” ¡es fundamental!

Y a vosotros… ¿como os gusta aprender?

Un beso muy fuerte, ser creativos y felices.